Páginas vistas en total

jueves, 26 de junio de 2014

No voy a dormir hasta pasarmelo

Bueno a mas de alguno le debe haber pasado algo semejante. Eso de querer terminar o concluir un juego aun teniendo sueño es algo que todo buen gamer debe haber pasado. A mi he pasado con varios juegos, sobre todo con los juegos antiguos y cuando fui niño, donde muchos juegos solo se podía terminar empezando desde el principio, sin poder grabar alguna partida o tener algún sistema de passwords, o años después que las consolas tenían memory cards y uno no tenia (porque salían caras).

Así se jugaba en años anteriores y aunque hay juegos que se puedan terminar en una partida en poco tiempo (1 hora digamos), llegar a dominarlo te puede costar muchas horas mas. Esa era la gracia de antes y se veían a verdaderos maestros terminando o "dando vuelta" algún juego en particular.


Al llegar las consolas al hogar y cuando se tenia tiempo y disponibilidad, uno se reventaba jugando a terminar cualquier juego posible. Recuerdo cuando tuve mi primera consola fue una consola pirata "famiclon" llamada Creation, el cual tenia varios juegos, muchos de ellos se podían terminar en una partida, pero por aquel entonces miraba a mi amigo el vecino donde en su consola china de Nintendo venia incluido el juego de Megaman o Rockman mejor dicho. Un juego bastante bueno, que poseía mucha calidad como para venir incluido en la consola. Al no tener el tiempo suficiente  de poseer esa consola  me fue limitado el poder disfrutar y terminar ese juego.


Para cualquier fan o conocedor de la saga sabrá que el primer titulo de Megaman no es para nada fácil, al contrario el juego es difícil hasta desquiciarte y las razones por su elevada dificultad (aparte del juego en si mismo) es que debías pasarlo de principio a fin sin apagar  la consola, ya que no poseía un sistema de passwords o de guardado de partida (un juego con batería no era muy común por aquel entonces). Imagínate perder a cada rato en esas plataformas dando saltos milimétricos o de enfrentarte con enemigos difíciles (¿alguien recuerda a ese especie de golem de goma con un ojo y se desarmaba?), se te acaban las vidas y debes empezar de nuevo, sobre todo en el castillo del Dr. Willy, donde se subdividia en unas cuantas escenas para llegar al final. El problema es que si morías todas tu vidas y por ejemplo llegaste apenas a la tercera etapa, debías empezar del principio del castillo ... enfureciondote y maldiciendo por decirlo de alguna forma. Noches sin dormir, días con sueño, tratando de terminar un juego que no graba tus avances, repitiendo y aprendiendo de tus errores.

¿Para que tanto esfuerzo? me pregunto, siempre los videojuegos me invitan a vivir una aventura, me reta a probar mis habilidades y sobretodo la satisfacción que te da un juego al terminarlo limpiamente resulta placentero.

Bueno así y muchos otros juegos mas (¿alguien dijo Battletoads?), pero como uno aprendía de los juegos de Arcades, donde debías hacer durar tu única moneda en un solo juego, se llevaba esa escuela de terminar los juegos en una sola partida  a casa también.

Al final que mejor manera de graficar esto con un genial videoclip del Team Nekokan, el cual refleja ese sentimiento de cuanto te cuesta terminar un juego...  esto es Kuria madeha nemura nai o algo así como no voy a dormir hasta pasármelo. ¡Pongale play!




No hay comentarios:

Publicar un comentario