Páginas vistas en total

domingo, 9 de junio de 2013

Juegos al Azar: Zelda - A link to the past

Dedicare a escribir los juegos que pasan por mis manos o que alguna vez pasaron en una nuevo estilo de entrada llamada juegos al azar. Esta misma definición es porque puede ser un juego cualquiera, de cualquier plataforma, sin importar el genero ni el año en el cual fue desarrollado. No es que vaya a analizar un juego que ya ha sido revisado por multitud de personas y en variopintas paginas, la idea es coger un juego y comentarlo en una visión personal.

Mucho se ha escrito de este juego y esta detallado hasta el núcleo para quien le gusta revisar hasta las entrañas del juego en diversas paginas especializadas. En lo personal este Zelda fue un juego que he postergado  por muchísimos años por diversas razones y nunca le he dado la oportunidad de jugarlo plenamente.

Han pasado mas de 20 años desde que este titulo fue lanzado y la verdad es que el juego es una delicia que no pierde el encanto y envejece como un buen vino. Sus sencillos gráficos (en plan Super Mario World) no impiden que el juego te sumerja en una colosal aventura. Por aquellos años a principios de los 90 siendo un niño me desquiciaba con el cartucho dorado del primer Zelda, un juego que creó una formula eficaz y que ha hecho nacer una saga legendaria. Esta tercera entrega de Zelda para SNES fue un cartucho que nunca pude obtener ya sea por motivos económicos ( no tenia ni una SNES por aquel entonces) o de amigos que si tenían la consola pero no le interesaba el juego por que lo encontraban complejo.

Después con los años a finales del milenio empezaron a surgir los emuladores y la oportunidad de jugarlo se hizo presente, pero en aquel entonces ya tenia un N64 y conseguí el Ocarine of Time el cual me hizo olvidar  el Link to the past por unos buenos años.

Sabía que el Zelda III era un juego que debía jugar y apenas lo había probado en emuladores, pero también dejaba de lado ese juego por otros que me tenían absorto y también emulados. Las consolas se hacían mas grandes y se hacia impensable jugar algo tan retro con tanta potencia, no fue hasta la llegada de la versión en GBA que pude jugarlo un poco, pero lo deje de lado por otros juegos geniales de la misma consola.

Pasaron los años y el juego lo he postergado por muchísimo tiempo, no fue hasta la llegada de tener una PSP ahora en el 2013 (no me gusta mucho esta consola pero ahora es mi mejor amigo en el trabajo ya que mi NDS fue robado) y del emulador de SNES el cual me propuse a jugar y terminar de una vez por todas este Zelda: A link to the past.

Por los años que llevo en el circo de los videojuegos, este Zelda tiene una jugabilidad endiablada, eso de tener un aspecto sencillo no quita al juego de ser difícil. Mas de alguna vez me he quedado atascado o de frustrarme al perder en ciertas Mazmorras a cada rato ( Sobre todo la de hielo, fue desquiciante). Sin embargo este juego es una maravilla de aventura y todo un reto para el mas experto, su gráficos simplistas detalla todo un mundo a explorar y se hace gigante al tener un mundo paralelo, la historia al ser tan sencilla no deja de enganchar tras batir esas intrínsecas mazmorras para seguir avanzado con el cuento. Su jugabilidad sencilla y directa te reta a exprimir  cada tramo, cada detalle y el saber utilizar los objetos de forma concisa en cada situación, fácil de perderse al buscar un nuevo rumbo, el juego te exprime el cerebro al buscar donde hay que ir y como hay que llegar. La música de la mano del maestro Koji Kondo es sencillamente brillante, sobretodo cuando empiezas a aventurarte fuera del castillo al principio del juego, esa música que te invita a pasar mil y un aventuras junto a Link, himno de Zelda y remasterizada desde el juego de NES,   es una clásica y épica composición del mundo de los videojuegos.

Quizás como único punto flojo es la música de las mazmorras que ha pesar que acompaña y ambienta el lugar, es la misma música para todas la mazmorras y llega a cansar porque para pasar una mazmorra pueden pasar horas tratando de resolverla.

Zelda III me ha gustado como ningún Zelda (a excepción del Ocarina del Tiempo), me encanta su arte, su sencillez en la jugabilidad y de la dificultad progresiva del juego. Es un juego único para los años que tiene y es catalogado por varias revistas, prensa y paginas especializadas como uno de los mejores juegos de todos los tiempos. Y en realidad tienen razón y puedo afirmar eso, es uno de los mejores videojuegos que he jugado en estos últimos años. No lo he terminado aun pero ya estoy en la ultima mazmorra despues de mucho esfuerzo (bueno ni tanto) y me queda la nada misma para terminarlo. Prepare your ass Aghanim!!

El juego también me sirve para prepararme por la secuela que estan anunciando de este mismo juego así que es un deber jugarlo si te gusta esta saga o quieras pasar una gran aventura, esta disponible en la red en formato rom o en cartucho y no es muy difícil de conseguir. Como me hubiese gustado  pasar esta genial aventura cuando fui niño, con la experiencia adquirida del primer Zelda este juego me hubiese viciado como ninguno. Tantos años postergando este juego no vi la magnitud alcanzada de este brillante titulo, prácticamente me he perdido mucho al no haberlo jugado antes.

Sin duda alguna este titulo marco toda una generación de videojugadores y el juego es reinterpretado por sus fans en múltiples formas ya sea en imágenes o música. Pues les dejo con un par de imágenes referentes al juego.
Redibujando el santuario  al estilo de un comic

Una panorámica vista del mundo desde la pirámide

Una version del mismo Zelda en HD
Una vision del mundo oscuro desde la piramide
A este jefe hay que pegarle sus martillazos en la cabeza
Recomendable totalmente, es un deber jugarlo si  empiezas a escarbar en la historia de los videojuegos, ademas nunca es tarde para poder intentar aventurarte en su magico mundo, todo gracias a la sabia mano de Nintendo. Simplemente imperdible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario